La Habitación Roja, Las Armas, 18 Enero 2019, Zaragoza.
Foto: Javi Guisado.

Nueve meses después de la publicación del undécimo álbum de La Habitación Roja, Memoria (Mushroom Pillow, 2018), llegó, al fin, el turno de presentarlo en la sala Las Armas de Zaragoza. La jornada comenzó con la proyección del documental ‘In the middle of Norway’ (con dos pases) protagonizado por el líder de la banda, Jorge Martí, y su desconocida e íntima doble vida, como enfermero en turno de noche, en un centro para enfermos de Alzheimer y demencia, en Noruega. El documental sirvió como aperitivo al concierto de una de las bandas más longevas del indie nacional. Un viernes intenso que terminó con miembros del grupo, pinchando tras el bolo.

Con impuntualidad española y bajo los acordes de Are You Lonesome Tonight? de Elvis, La Habitación Roja salió al escenario de Las Armas ante una audiencia que empezaba a impacientarse por el retraso. Sin embargo, el estado de ánimo del respetable, veterano y fiel a la banda, llegando a agotar las entradas días antes del concierto, cambió en cuanto apareció Jorge Martí, copa de tinto en mano, y empezaron a sonar los primeros acordes de Nuevos Románticos, una de las piezas claves del nuevo disco.

El primer tercio del repertorio, se movió entre sus nuevos temas, pero no fue hasta el tercer intento, con un éxito reciente como La segunda oportunidad perteneciente a Fue eléctrico (Mushroom Pillow, 2012), cuando el público les dio una de las primeras grandes ovaciones, que continúo con un clásico como Un día perfecto del recientemente reeditado Radio (Grabaciones en el Mar, 2001). Con los fans ya entregados, llegó uno de los nuevos sencillos, Berlin, tema que Martí apuntó como el momento más cercano a la perfección que han tenido.

La conexión con la audiencia, se mantuvo durante la más de hora y media de duración, a lo largo de una veintena de canciones, en las que los nuevos temas, se intercalaban en un repertorio salpicado de cortes representativos de la larga trayectoria de los valencianos. Pasando por momentos de edulcorada intimidad, mezclados con otros más guitarreros, que hacían fascinar al público a partes iguales, demostrando que La Habitación Roja, es una banda que sabe a la perfección que es lo que les gusta a sus seguidores.

La anécdota de la noche, llegó pasadas las doce, cuando Jorge aprovechó para felicitar al batería José Marco por su cumpleaños. Tras unas risas, volvió la música, y ya en el tramo final se vivió el momento álgido de la velada, de la mano de otro clásico, Mi habitación que se encadenó con Ayer, momento en el que el líder de la banda, saltó a la platea durante el estribillo, a grito de “tan adentro, llevarte tan adentro como tu me has llevado” para culminar la conexión que se vivió en Las Armas, tan agradecida por los fans, como por la propia banda.