El oscarizado Danny Boyle (Trainspotting, Slumdog Millionaire) utiliza una de sus grandes pasiones, la música pop, para realizar una historia distópica y surrealista. Como ya hiciera en el film Millones (2004), en el que unos niños tenían que gastar Libras antes de que la moneda de curso legal en el Reino Unido pase a ser el Euro, Boyle, utiliza un hecho inverosímil para hacernos una pregunta; ¿Qué pasaría si de pronto, los Beatles no hubieran existido para la humanidad, pero sí para una sola persona? Sobre eso trata Yesterday; Jack Malik (Himesh Patel) sufre un accidente justo cuando hay un apagón a escala mundial que dura solamente unos segundos. Al despertar, hay cosas que han cambiado, entre ellas, que nadie conoce a los Beatles.

Parece una broma pesada, pero Google da la razón a sus amigos, la mejor banda de la historia del pop jamás existió. En seguida revisa si hay otros músicos que han dejado de existir, Los Stones están, David Bowie también.

¡Ojo Spoiler!

Oasis no existen, muy lógico sin Beatles no hay Oasis, ¡Genial!

Eso cambiara la vida de Jack, un músico sin éxito, que decide tocar los temas de los ‘Fab four’ para poder ganarse la vida. Obviamente, quienes escuchan las canciones quedan anonadados y pronto deberá decidir entre ser una estrella del pop o continuar su vida. La decisión parece fácil, pero pronto se dará cuenta de que no es tan sencillo ser un Beatle.

El nuevo film de Boyle, te mantiene sonriendo durante toda la trama, en varios casos te hace carcajear y guarda alguna sorpresa que te hace exclamar un ooooh de admiración. Todo ello, ambientado con canciones de los Beatles, temas que a veces el protagonista no recuerda del todo y tiene que ir improvisando.

Yesterday es una comedia romántica, en la que lo cierto es que la historia de amor es lo que menos importa, la critica a las discográficas y a las redes sociales, nos evidencia que la mejor banda de la historia, triunfaría a día de hoy pero, de un modo muy distinto del que lo hizo en los años sesenta. No es lo mejor de Danny Boyle pero, no se la pierdan.